Al grito de “este es el sonido de la Cadena Ser” cerca de un centenar de trabajadores protagonizó ayer jueves una sonora pitada al Consejero Delegado de Prisa, Juan Luis Cebrián, coincidiendo con el pleno de la Real Academia de la Lengua de la que forma parte el directivo.

Los trabajadores, que portaban una pancarta con el lema “NO al ERE en la SER” mostraron así su rechazo a los 200 despidos anunciados por la empresa y la reducción de un 10% de media en los salarios de la plantilla.

En el transcurso de la protesta que se prolongó a las puertas de la Real Academia durante hora y media, los trabajadores tuvieron la oportunidad de trasladar verbalmente los motivos de la misma a los Académicos Álvaro Pombo y Francisco Rico.

Anuncios