Enterados esta mañana, al mismo tiempo que los oyentes, de la programación de la SER para la próxima temporada queremos hacer patente la indignación  de la plantilla porque se hagan nuevas contrataciones estelares cuando pesa sobre nosotros el anuncio de un nuevo ERE.

Con independencia de la profesionalidad indudable de quien se incorpora, los trabajadores de la Cadena SER rechazamos que se pretenda recortar gastos lanzando a la calle a 200 personas mientras se acomete un nuevo contrato de alto nivel.

Anuncios